Ahora cuando salgas

Ahora cuando salgas querrás hacer tantas y tantas cosas que los días te parecerán cortos. Tendrás que aprovechar al máximo tu tiempo. Pero habrás aprendido durante el confinamiento que ya no importa tanto la cantidad de cosas que hagas, sino la calidad y habrás aprendido a priorizar

Por eso, durante estos días de estar todavía en casa, siéntate en tu rincón, ese que elegiste el otro día como tu ‘lugar especial’ y haz tu lista de deseos. Porque ahora que parece que ya vemos el horizonte, apetece hacer planes. 

Ahora cuando salgas querrás hacer…

Sí, seguro que tu lista es larga y que habrá algunos de tus deseos que todavía no se podrán cumplir, pero deja libre tu imaginación y disfruta del momento

A quién no le apetecería reunirse con amigos, hacer una fiesta o ir a un festival. Aunque todavía no podamos, solo con visualizarlo y compartir este pensamiento con tu gente ya te va a generar un estado de ánimo lleno de optimismo. Porque, aunque todo esté cambiando, tus amigos están ahí

Planea ir a la playa, jugar un partido de volley o de palas. Habrá cosas diferentes, pero eso no os va a impedir estar juntos y, compartiréis, también, estos recuerdos de hacer planes en la distancia, siempre unidos.

Echas de menos a tus compañeros, esos cafés a media mañana. Ahora, en el mejor de los casos, estarás en teletrabajo. Y recuerdas en tus videoconferencias con ellos lo que significaban esos momentos. Ya te da igual que el café de tu oficina no fuera de tu marca favorita, has comprendido el verdadero valor de ese ‘café’.

Salir a pasear cada vez está más cerca. Después de estas semanas de confinamiento te apetece sentir la brisa primaveral, hacer algo de ejercicio al aire libre y respirar con fuerza. 

Esto puede ser el comienzo de tu lista de deseos. Abrazar, visitar a familiares mayores, viajar…quizá tenga que esperar un poco, pero llegará, porque juntos lo vamos a conseguir, ya queda menos.