Navidad Slow o cómo encontrar el bienestar en lo cotidiano

Navidad Slow o encontrar el bienestar en lo cotidiano es nuestra propuesta para estos días. En general, van a ser unas fiestas marcadas por lo ‘raro’ esa palabras que junto con ‘incertidumbre’ se ha asentado en nuestro vocabulario sin invitación por nuestra parte. Si en estas fechas siempre afloran los sentimientos y, de una forma u otra, la nostalgia se apodera de nosotros, ¿cómo serán estas fiestas?

La nostalgia nos trae el recuerdo de momentos felices y agradables, pero no debemos recurrir a ella constantemente. Debemos decirnos a nosotros mismos que podemos crear nuevos recuerdos memorables, sí, también este año. Debemos enfocar nuestros esfuerzos en encontrar el bienestar en lo cotidiano

Tu Navidad Slow o cómo encontrar el bienestar en lo cotidiano estas fiestas

Serán unas fiestas diferentes, pero seguro que encuentras actividades llenas de significado que formen parte de tu historia. Queremos compartir algunas ideas para que tu Navidad Slow tenga un nuevo enfoque, más casero, quizá, pero también más auténtico y cercano.

 

  • Color y brillo. Nos traslada a otras épocas. Decoración, adornos, vestidos, trajes, un mundo onírico. Rescátalo y brilla. 
  • Tardes de reflexión. En un tiempo marcado por la distancia y las mascarillas tomar un café o un chocolate caliente con alguien de confianza y charlar, se convierte en un placer. 
  • Calor de hogar. Puede ser al lado de la chimenea o sin ella, pero es importante buscar el calor que nos ofrece una buena amistad o un momento familiar. El calor del hogar, mientras fuera hace frío, evoca sentimientos de protección y seguridad.
  • Tan cerca en la distancia. Durante todos estos meses hemos aprendido que ya no hay distancias. Que la tecnología está de nuestra parte y que aunque sea a través de una pantalla, la comunicación con los seres queridos no puede faltar.
  • Escapada a la naturaleza. Porque también lo necesitas. Dejar un rato tu casa, salir al aire libre, respirar y coger fuerzas para continuar. En un año marcado por el confinamiento, el aislamiento y el distanciamiento, conectar con la naturaleza se ha convertido en una necesidad.
  • Sin renunciar a la fiesta. ¿Qué te parecería convertir tu salón en una pista de baile? Puede ser divertido. No renuncies a pasarlo bien, incluso en casa. Elige tu banda sonora para acabar este año con alegría y optimismo
  • Busca el equilibrio. En un año en el que hemos estado subidos a una montaña rusa de sentimientos, con acontecimientos difíciles de asumir, necesitamos encontrar tranquilidad. Busca tu rincón favorito, puede ser en tu habitación, salón o balcón. En él reposa tu cuerpo y tu mente. Recupera esos recuerdos y vivencias agradables que te hayan llenado este año y date espacio vital para disfrutar, para sonreír. Reconecta con lo esencial y cárgate de energía para afrontar un nuevo año con optimismo realista.

Añade a esta lista todas esas pequeñas acciones cotidianas que te hacen sentir bien y que te ayudan a encontrar el ansiado bienestar

***

construcciones@promissan.com

Tel. 965 43 47 01

Navidad Slow o cómo encontrar el bienestar en lo cotidiano