Guía para llenar de alegría toda tu casa

En ‘Guía para llenar de alegría toda tu casa’ te damos unas pistas para que inicies un camino de reflexión que te llevará a convertir tu casa en un lugar alegre y feliz.

Debemos diferenciar alegría y felicidad. La alegría es algo más impulsivo, esa sensación que nos nace desde el interior e ilumina el momento. Esas pequeñas acciones o cosas que pueden ser breves, pero intensas y que nos llenan de verdad. A veces solo con sentir un rayo de sol en la cara, la sonrisa de los niños jugando, el sabor de una tarta, ya nos llenamos de alegría. Y, cuando sumamos varios momentos alegres estamos más cerca de la felicidad. En casa pasa lo mismo.

Es importante crear momentos de alegría y disfrutarlos para sentirnos bien interiormente. ¿A que si tú estás bien por dentro se refleja en tu casa? Llevamos más de un año en el que términos como cocooning cobran protagonismo. Se trata de convertir tu casa en un espacio más acogedor donde sentirte a gusto como elección. A nadie le resulta extraño hablar de la evolución de las casas. Seguro que la tuya también está en constante cambio. Si asumimos esos cambios, que vienen sin avisar, con actitud positiva, estaremos más preparados para llenar nuestra casa de alegría. 

Guía para llenar de alegría toda tu casa de forma fácil

Este es el reto: llenar tu casa de alegría. El primer paso es preparar una lista con aquello que quieres hacer. Te recomendamos comenzar por pequeñas acciones fáciles de conseguir y que te motivan para alcanzar etapas más complejas.

Para empezar, añade a tu lista las siguientes ideas.

  • Lleva un poco del exterior al interior. El salón, la cocina, tu habitación, son espacios en los que si incluyes una planta, iluminas ese rincón. Nosotros, en nuestra nueva oficina – la mimamos como si fuera nuestra casa-, hemos optado por plantas diferentes. Elige la que prefieras y ponla en el salón o en tu dormitorio, así cada vez que entres te sentirás un poco más cerca de la naturaleza.
  • Y, también, un poco del interior al exterior. Porque llega el buen tiempo y apetece estar al aire libre. Es el momento de que el sol inunde tu casa, tu jardín, tu balcón y que tú estés ahí para recibirlo cómodamente. Elige el mobiliario que mejor se adapte a tus necesidades y gustos. Lo importante es que cuando te sientes en esa silla, tumbona o hamaca, sea la que tú quieres que sea. Habrás logrado otro momento alegre.
  • Ordena tu armario. ¡Quién no ha oído hablar de la limpieza de primavera! Es casi ya una tradición. En esta época de transición, como pasa en otoño, hay una fuerza que nos empuja a poner en orden nuestro entorno. Es una oportunidad para arreglar el armario, dejar la ropa del invierno a un lado y darle cabida a los colores de la primavera. 
  • Deja que la luz entre en tu casa. Se alargan los días, más horas de luz natural que entra en tu casa. Descorre las cortinas, abre las ventanas y deja que la luz del sol llene tu casa. Todo parece mejor cuando hace sol.
  • Rodéate de cosas bonitas. ¿Eres más de pintura o de fotografía? O quizá te inclinas más por ese mueble que te ha impactado. No le des más vueltas, decídete.
  • Come saludable. Si tú estás alegre, tu casa se llenará de alegría. Y para conseguirlo tienes que empezar por una alimentación saludable. Que la fruta y verdura de temporada alegre tu casa con sus colores y sirvan de base de tu alimentación. Las vitaminas y minerales te harán sentirte bien y, además, son los verdaderos protectores naturales de tu organismo. Y si le unes la actividad física, crearás un entorno alegre y sano.
  • Date un capricho. Porque sí, porque también te mereces ese capricho al final de un duro día de trabajo o para celebrar el fin de semana. Tú eliges. Desde leer un libro o  tumbarte en la hamaca que has puesto en tu balcón (y que antes ya hemos dicho que la elegías porque te encantaba), o bien ver tu serie favorita.

Consigue la alegría en tu casa con una reforma

Ahora que ya estás en marcha y que sabes lo que quieres, da un paso más. Conoces tu casa palmo a palmo, tienes claras tus necesidades. Durante este último año se ha convertido en tu despacho, gimnasio, escuela, espacio de recreo. Es el momento de hacer la reforma que tanto tiempo llevas planeando. Has dado los pasos necesarios, siguiendo con tu plan de mejora constante, ya es el momento de llenar tu casa de la máxima alegría

 

  • Reforma los espacios interiores. Puede que haya alguna estancia en tu casa que necesite una mejora. La cocina, el baño, ambos, o quizá tu dormitorio. En las reformas de espacios interiores también es habitual reestructurar la división del espacio tirando algún tabique y creando espacios más diáfanos.  
  • Reforma la zona exterior. La zona exterior de tu vivienda es igual de importante que la interior. Seguro que estás deseando darte un baño en tu piscina, tomar el sol, hacer una barbacoa y presumir de un maravilloso jardín o huerto. Múltiples opciones para hacer de tu espacio al aire libre un lugar más alegre.
  • Reforma integral de tu casa. Las casas son entes vivos, no solo se nota el paso de los años por fuera, sino también por dentro. Y ese es el momento en el que hay que cambiar instalaciones eléctricas, conductos de ventilación, tuberías de agua, etc. Aprovecha estas reformas para arreglar aquello que sabes que te haría estar más alegre.

 

A través de estos cambios que introduces en tu vida poco a poco te sientes alegre por el paso conseguido. Ahora estás más cerca de alcanzar la felicidad y el bienestar que te ofrecen las pequeñas cosas cotidianas.

DESCARGA  ‘Guía para llenar de alegría toda tu casa’, esperamos que te resulte útil.

Si tú también sientes que tu casa está llena de alegría, pero todavía le cabría un poco más, llámanos y te aconsejamos la mejor reforma para conseguirlo.

T. 965 43 47 01

construcciones@promissan.com 

Guía para llenar de alegría toda tu casa