Rehabilitación estructural o cómo mejorar tu edificio

En este artículo vamos a abordar la rehabilitación estructural o cómo mejorar el estado de tu edificio. Nuestros clientes nos preguntan frecuentemente cómo averiguar si su edificio necesita una rehabilitación estructural. Aquí vamos a dar algunas claves para descubrirlo.

En primer lugar, hay que tener en cuenta que el buen estado de la estructura va a depender de los materiales utilizados y de cómo soporten las adversidades. Nos encontramos con estructuras de madera, metálicas, de hormigón armado. Cada una de ellas va a comportarse de una manera diferente ante las agresiones del tiempo, de otras sustancias y de algunas patologías. Por ejemplo, una de las patologías más conocidas es la aluminosis. Los edificios que la sufren ven debilitarse su estructura por el deterioro del hormigón. Esta ‘enfermedad’ hace que el hormigón se vuelva poroso y pierda sus propiedades de resistencia. Por este motivo, al hacerse menos resistente, sobre todo en partes fundamentales de la estructura, como vigas y forjado, el edificio pierde su estabilidad.

En segundo lugar, un mensaje de tranquilidad, ya que estos problemas en los edificios no ocurren de un día para otro. Las comunidades de vecinos deben permanecer alerta y al mínimo indicio ponerse en manos de profesionales de la rehabilitación estructural. 

Qué indicios muestra el edificio que hace necesaria la rehabilitación estructural

Uno de los primeros puntos a los que hay que prestarle atención es a las grietas en las viviendas. A veces es difícil darse cuenta del deterioro en partes de la fachada, forjado o cubierta, sitios clave por donde puede penetrar el agua. Pero si las grietas aparecen en una vivienda se detectan más rápidamente. Por este motivo, aconsejamos a nuestros clientes que vigilen si se producen fisuras en sus paredes. 

También hay que tener en cuenta que no siempre estas grietas o fisuras son debidas a un mal estado de la estructura. Los edificios sufren los leves movimientos del terreno, además de la contracción y dilatación según la estación del año y el clima. 

Es aquí cuando nuestro equipo de profesionales actúa. A través de un estudio y valoración de la cata en una parte de la estructura aparentemente dañada, se llega a las conclusiones sobre su estado. Y, será este estudio el que confirme si se debe realizar la reparación estructural.

Una vez determinado el estado de la estructura, si hubiera que realizar la reparación, se presentaría presupuesto ajustado a las necesidades de la comunidad. Con este tipo de reparaciones se realiza el correcto mantenimiento del edificio y se garantiza la seguridad de sus habitantes.

¿Has percibido alguno de estos indicios? Si crees que tu edificio, ya sea por los años de construcción o por algún defecto encontrado, necesita una rehabilitación o reparación estructural, contacta con nosotros.

construcciones@promissan.com

Tel. 965 4347 01

Presupuesto sin compromiso.

Rehabilitación estructural o cómo mejorar el estado de tu edificio