Buenas prácticas en tiempos de crisis

Las buenas prácticas en tiempos de crisis son más necesarias. Si hablamos de la importancia de actuar unidos, de ser solidarios, desde las empresas tenemos la obligación de colaborar en todo en lo que esté en nuestra mano. De esta forma lo vemos en Promissan

Desde que el Gobierno decretó el estado de alarma por la crisis sanitaria del COVID-19, hemos estado tomando medidas en diversos aspectos. Principalmente, nos hemos centrado en el cuidado de las personas. La salud es lo principal, sin ella no hay nada. Como prevención, hemos adoptado medidas de seguridad antes de que el propio Gobierno las indicara, anteponiendo las personas al aspecto económico. Porque mantenemos nuestro compromiso con empleados, clientes, proveedores y la sociedad en general, hemos puesto en marcha buenas prácticas en tiempos de crisis que abarcan diferentes áreas. 

  • Seguridad y prevención.
  • Gestión de pagos.
  • Digitalización de la empresa.
  • Formación.
  • Comunicación. 

Buenas prácticas en tiempos de crisis – Promissan

Estamos centrados en las personas. Si esta crisis nos está dejando un mensaje claro, es que las personas son lo primero. Por ello, nuestras medidas se dirigen a que todas las personas que tenemos cerca, ya sean trabajadores, proveedores, clientes, se sientan seguros en todos los aspectos. Para conseguirlo aplicamos estas medidas.

  • Seguridad y prevención. Desde el primer día hemos creado un entorno protegido para nuestros empleados. Y, por consiguiente, para sus familias. Aunque la construcción es un sector que podía mantener su actividad, en Promissan hemos aplicado medidas previamente a las decisiones del Gobierno. Nuestros trabajadores en obra se han podido quedar en casa. Ahora, una vez reanudada la actividad, se continúa solo en la ejecución de obras nuevas. Y, siempre con las mayores medidas de protección y seguridad. La parte de gestión y comercial continúa en la modalidad de teletrabajo para dar atención continua a los clientes y proveedores y asegurar su seguridad en el trabajo.
  • Gestión de pagos. Como pyme, conocemos la problemática del momento. Sabemos que la falta de liquidez está siendo y será uno de los grandes escollos a los que se enfrentan las empresas de cualquier sector. Queremos aportar esa tranquilidad en tiempos de  crisis a nuestros empleados y proveedores. Hemos realizado el pago del 100% de las facturas para aportar liquidez.

Buenas prácticas en la empresa

  • Digitalización de la empresa. En Promissan disponemos de un entorno cloud que ha facilitado la implementación del teletrabajo sin problemas. Los departamentos administrativo y comercial realizan sus tareas desde remoto con normalidad. La atención personalizada al cliente es nuestra razón de ser. Todos nuestros canales de comunicación están activos y preparados para ofrecer soluciones adecuadas ante cada problema.
  • Formación. Apostamos por la formación continuada. La formación on line está resultando un gran apoyo en estos momentos. Da la oportunidad de actualizar conocimientos, en un momento en el que la formación presencial no se contempla.
  • Comunicación. Nos gusta que nuestros públicos estén informados. Practicamos la comunicación activa, tanto hacia nuestro público interno como externo. Nuestros empleados conocen cada medida adoptada por la empresa. La cercanía y la empatía son dos elementos que no pueden faltar en cualquier acto de comunicación, independientemente del canal que se utilice y el público al que nos dirijamos. Nuestra web, las redes sociales, newsletter…son algunas de nuestras herramientas para conectar con quienes nos importan, las personas. 

Otras acciones a las que nos sumamos

  • #the200challenge. Nos sumamos a esta iniciativa que refuerza la necesidad de guardar la distancia social mínima de seguridad: 200cm. La prevención es el primer paso para lograr el objetivo de contagios ‘0’.
  • #EstoNOtienequePARAR. https://estonotienequeparar.com/ Nos sumamos a esta gran iniciativa porque consideramos que las empresas debemos estar unidas. Es momento de aportar nuestros valores y crear un movimiento más allá del económico. Por nuestra parte, Promisssan, empresa del sector de la construcción y rehabilitación con sede en Elche, hemos puesto en marcha algunas acciones económicas y sociales

Acción social

Hemos donado cerca de 1.000 kilos de alimentos al comedor social Al Taufik de Elche ante la crisis del COVID-19. Desde hace once años, Ahmed Zarruk y Eugenia Bermúdez gestionan este espacio en el barrio de Carrús de Elche que acoge a personas en riesgo de vulnerabilidad social con el objetivo de ofrecerles alimento, que ahora se prepara en bolsas por las restricciones sanitarias. Con este gesto hemos querido aportar nuestro granito de arena para dar una respuesta a una emergencia social existente, así como apoyar la gran labor solidaria que realiza este comedor social ilicitano.

 

 

Buenas prácticas en tiempos de crisis