Qué es la ejecución de una obra

Vamos a hablar de qué es la ejecución de una obra y cómo la llevamos a cabo desde Promissan

A lo largo de casi 30 años de dedicación en el sector de la construcción, en Promissan hemos desarrollado cientos de proyectos. En todos ellos se han llevado a cabo los pasos y fases necesarios para que la realización de la obra fuera un éxito. Una obra se compone de un largo proceso en el que entran en juego múltiples variables. Una de las que destacamos y que consideramos fundamental es la atención al cliente personalizada. Antes de comenzar a desarrollar una obra hay que conocer las necesidades reales de los clientes. Estar cerca de ellos en todo el proceso es algo que nos diferencia. La ejecución de una obra conlleva muchos trámites y documentación y el cliente debe estar informado de cada paso que se da y en qué punto nos encontramos.

Desde una construcción de una vivienda, una reforma integral de casa, una rehabilitación de edificios o la instalación de ascensores, todas tienen en común una serie de fases. 

Fases en la ejecución de una obra 

Como cada proyecto, ya sea una obra o cualquier otro tipo, independientemente del sector, requiere unas fases. Para la buena ejecución del proyecto y, sobre todo, para obtener los resultados deseados, la organización es clave. 

Una vez aprobado el presupuesto, nuestro equipo de profesionales implementa los procesos de forma estructurada y a partir de unas bases comunes. Por eso, las reuniones de planificación previa al desarrollo de proyectos son una forma excelente de poner en común los puntos principales. Por tanto, la planificación sería una fase previa fundamental para ponernos en marcha.

A partir de aquí, podemos dividir la ejecución de una obra en las siguientes fases.

  1. Ejecución. Esta es la parte en la que propiamente se procede a realizar la obra. Para ello, como comentábamos, previamente ha habido un gran trabajo de contacto con el cliente, de valoración y aceptación de presupuestos y de planificación. Para llegar hasta aquí los equipos humanos se han organizado y se han tenido en cuenta la obtención de permisos de obra, materiales, previsión de tiempos, etc. La ejecución de una obra es como coordinar una gran orquesta y su director es el jefe de obra. En esta fase nos rodeamos de los materiales, de los planos, de las ilusiones que nuestro cliente nos ha confiado.
  2. Seguimiento. El proceso puede ser largo, incluso varios meses y hasta años. A lo largo del tiempo se van solventando las dificultades propias de la obra y otras que aparecen, incluso teniendo todo previsto. Es en estos momentos cuando la profesionalidad del equipo puede marcar la diferencia. La evolución de la obra se sigue día a día solventando las dificultades y disfrutando de los avances.
  3. Finalización. Cada obra tiene sus características propias, pero la satisfacción que produce su finalización es común a todas. Que no haya habido accidentes, que los tiempos se hayan respetado y finalizado a según lo previsto, que el resultado sea el esperado por el cliente, son motivos de celebración.

Como decíamos anteriormente, todas nuestras obras tienen fases en común. Y, ¿sabes qué más tienen en común? La pasión por nuestro trabajo y el compromiso contigo.

Si quieres poner en marcha una obra, contacta con nosotros en el tel. 965 47 43 01. Estaremos encantados de escucharte y de darle forma a tu sueño.

Qué es la ejecución de una obra