Día de las Pequeñas y Medianas Empresas

Desde Naciones Unidas señalan el sábado 27 de junio como Día de las Microempresas y las Pequeñas y Medianas Empresas. Celebración a la que nos sumamos.

La celebración de estos días especiales marcados desde Naciones Unidas sirve para hacer un llamamiento sobre necesidades de la sociedad y sus posibles soluciones.

En concreto en este Día de las Microempresas y las Pequeñas y Medianas Empresas se pone el acento en este tipo de empresas como apoyo a su esfuerzo constante.

Este año, como consecuencia de la COVID-19, se quiere manifestar el apoyo al pequeño negocio. A nivel mundial, representa el 90% de las empresas, un verdadero motor de la economía. Son estas empresas, en su conjunto, las que dan empleo a un mayor número de trabajadores. Si ellas se frenan, se para la economía, como estamos sufriendo en los últimos meses.

A pesar de la vulnerabilidad de los negocios pequeños, una gran ventaja es el poder de adaptación y flexibilidad. Que se pone de manifiesto, una vez más, en esta época de incertidumbre. Los negocios se están adaptando a las nuevas medidas, pero donde se debe seguir poniendo el foco es en la atención al cliente.

Día de las Microempresas y las Pequeñas y Medianas Empresas hacia la sostenibilidad

Con la vista puesta en 2030, se apuesta fuerte por los criterios de desarrollo sostenible. Desde Naciones Unidas y con motivo de la pandemia, han elaborado unas medidas para la reactivación y reconstrucción económica. En ese marco se conecta directamente con la sostenibilidad medioambiental y la igualdad de género.

(Extracto de la hoja de ruta marcada desde Naciones Unidas)

  1. Garantizar que los servicios de salud esenciales sigan estando disponibles y proteger los sistemas sanitarios.
  2. Ayudar a las personas a lidiar con la adversidad mediante la protección social y servicios básicos.
  3. Proteger empleos y apoyar a pequeñas y medianas empresas, y a los trabajadores del sector informal, mediante programas de respuesta y recuperación económicas.
  4. Orientar el aumento necesario de estímulos fiscales y financieros para que las políticas macroeconómicas funcionen en favor de los más vulnerables y reforzar las respuestas multilaterales y regionales.
  5. Promover la cohesión social e invertir en sistemas de respuesta y resiliencia impulsados por las comunidades.

Esfuerzos dirigidos hacia un entorno empresarial más justo, sostenible, igualitario y resilente. Para ello hay todavía puntos que se deben tratar: seguridad, teletrabajo, conciliación, empresa más social, buen clima laboral, comunicación interna…

La construcción como motor de recuperación

El sector de la construcción es optimista ante la situación que favorece la recuperación. La rehabilitación de edificios, la nueva construcción y las reformas de las viviendas son tres ejes importantes sobre los que apoyar la reactivación económica. El sector ve con esperanza las ayudas del Plan Renhata para la rehabilitación de edificios y mejora de la accesibilidad. Suponen un fomento al mantenimiento de las edificaciones que mejorarían las condiciones de habitabilidad. Las asociaciones del sector también reclaman que los permisos en obras civiles se aceleren. Todos los esfuerzos que se centren en acortar tiempos ayudarán a restablecer la economía. 

Día de las Pequeñas y Medianas Empresas